Capítulo 14.

·UNREACHABLE. -Capítulo 14.


… Ustedes me ven en cámaras muy a menudo, fotos y demás.
Pero yo quiero que vean al chico, que hay dentro de mí, al que subió un video en la red, de un pequeño pueblo llamado Stradfor.
Ellen: -Espero que no se te suba la fama a la cabeza como a muchos.
Yo: -Tranquila, yo tengo los pies en la tierra.
Ellen: -Bien, y con esto el programa de hoy, espero que les haya gustado, hasta la semana que viene.
……………………………………………..
FIN DEL FLASHBACK;
**
Volví a mi mundo. Espere a que saliera Annie del baño, tardó mas o menos unos 5 minutos escasos.

Cuando salio no me miró, salio con la cabeza bajada. Joder. Si esqué no tenía que haberla mirado. Ahora estaría ‘rara’ conmigo.
Habrá que hablarlo.
Entré al baño, me cambié… Solo me puse el pantalón, estaba acostumbrado a dormir así, y además hacía calor, normal estábamos en verano.

Bajé, pasé por la habitación de las chicas, y no se les oía hablar, supuse que estarían durmiendo.
Me fui al salón, los chicos en el suelo, cada uno con un saco de dormir, y yo me acosté en el sillón.
Estuve dando vueltas. Derecha. Izquierda. De un lado para otro. Pensando. Pero de tanto pensar me dormí.

-_____Annie-
Me desperté, por culpa de los rayos de sol, que entraban por mi ventana, eran pocos, pero hacía claridad. Mire el reloj 14:45.
Espera… ¿Qué hago con un pijama? ¿Y en casa?
No me acuerdo de casi nada de lo que hice anoche, solo se que bebí y después me fui con Justin a dar una vuelta por la playa.
¿Qué abre hecho? Espero que nada ‘alocado’.
Me levante, me dolía un poco la cabeza. Normal. No me acuerdo ni de lo que hice.
No hice mucho ruido al salir, para que las chicas no se despertaran…
Baje al salón, y vi a los chicos durmiendo en calzoncillos.

·Confirmado, me perdí algo anoche.

Los vi, durmiendo, tan placidamente… que me dio pena despertarlos.
Si, si, pena.
Tenía hambre, pero no sabía donde estaba la leche y todo eso.
Tuve que despertar a Justin.
Yo: -Justin. –Dije moviéndolo, un poco.
Justin: -Déjame cinco minutos más, mami.
Yo: -Levántate. –Dije medio gritando.
Y me dio una torta en el culo. (Cachetada, o como lo quieran decir).
Le devolví la torta.
Justin: -Pe… pero ¿Qué haces? –Dijo frotándose los ojos.
Yo: -Hombre, que te llevo un buen rato llamándote y que no te despiertas, y me después me has dado en el culo.
Justin: -Eso son reflejos.
Y se viro bocabajo, y se puso la almohada por encima. Me di cuenta, de que estaba sin camisa.
Yo: -Bueno… pues dime donde esta la leche.
-Carcajeo-
… ¿Por qué ríes?
Justin: Nada, nada.
Yo: -Venga, dime donde esta.
Justin: -En la cocina.
No se le entendía muy bien, ya que estaba con la almohada en la cabeza.
Yo: -¿Dónde?
Me señalo la cocina.
Yo: -Hombre, eso se sabe, que la comida esta en la cocina.

Después de un rato, obligándole a que se levantará, se levanto, me saco la leche, el cola Cao, y eso. Mientras cojía dos tazas para poder desayunar los dos, me dijo:
-Lo de anoche… ¿Es verdad?
*-Siempre te eh deseado, tanto, de verdad. –Dijo, ella, sin dejar de besarme.*
-¿Anoche? Perdona, pero no me acuerdo de nada.
-De verdad, ¿no te acuerdas de lo que hicimos? Bueno, mejor dicho, de lo que me hiciste. –Dijo con aire burlón.
- ¿Que… que hice? No me digas que fo…
-¿Qué? No, no. Pero tú querías.
-Si, seguro… Venga explícame que hice.
-Si lo querías saber, no haber bebido tanto, bonita. –Dijo, mientras me pellizcaba el cachete, cojía su taza de leche, y se iba al salón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario